Prevención de incendios en el hogar por árboles de Navidad

 

El árbol de Navidad es un elemento común en nuestros hogares durante las fiestas decembrinas, pero es importante tomar precauciones para la prevención de incendios por nuestra seguridad personal y patrimonial.

Por eso te sugerimos que revises el árbol de navidad que tienes en casa, o que quieres comprar.

Si piensas comprar un árbol natural las ramas o agujas deben estar verdes y debe resultar difícil arrancarlas. El tronco debe estar pegajoso y si al rebotar sobre el suelo caen muchas agujas, significa que se cortó hace mucho tiempo, se secó y constituye un riesgo de incendio.

No coloques el árbol cerca de fuentes de calor pues hará que se seque más rápido. No lo pongas demasiado temprano y déjalo un máximo de dos semanas, corta 5 centímetros de la base del tronco y mantén siempre la base llena de agua.

Otra opción es comprar un árbol artificial, pero busca que cuente con la etiqueta de “Resistente al Fuego”.

Coloca el arbolito fuera de las vías de más circulación en el hogar, trata de no ponerlo cerca de puertas, pasillos, escaleras y de elementos inflamables como cortinas y manteles.

 Revisa que esté bien soportado para evitar que los niños y mascotas lo puedan tirar.

La decoración

 

  • Trata de usar adornos y materiales que sean resistentes al fuego.

 

  • Evita colocar adornos con apariencia de dulces o que estén hechos de comida, que sean puntiagudos, de vidrio o cerámica, y piezas desmontables al alcance de los niños ya que les encanta los colores vivos y todo el tiempo querrán tocar esos objetos o peor llevárselos a la boca.

 

  • Revisa que las luces no tengan cables enredados, gastados, expuestos, enchufes rotos o partidos. Usa las aprobadas por una empresa experta y de confianza, y un máximo de tres juegos normales por cada extensión. No sobrecargues los enchufes con varias series de luces al mismo tiempo.

 

  • Mantén las extensiones lejos del suministro de agua del árbol y de las mascotas.

 

  • Antes de acostarse o salir de casa apaga todas las luces y adornos del árbol. No es conveniente dejar las luces encendidas, debido a que generan calor y pueden provocar un incendio.

 

  • Los regalos que se colocan debajo del árbol, con bolsas, lazos y moños de atractivos colores y brillos, son un motivo de curiosidad para los niños ten cuidado de que no jueguen con ellos ya que puede causarles asfixia.

 

  • Evita usar velas encendidas cerca del árbol.

 

  • Nunca uses luces eléctricas en un árbol metálico.

 

  • Coloca y/o revisa los detectores de humo en todos los pisos o plantas de la casa.

 

  • Desecha el árbol seco rápidamente o llévalo a un centro de reciclaje. No lo dejes en la casa o quemes en una chimenea ya que tienen resina.

 

La Navidad y Año Nuevo son fechas ideales, para pasar una velada agradable con la familia y seres queridos; por lo que estas a tiempo de prevenir accidente en tu hogar, revisa tu arbolito de navidad y disfruta con paz y seguridad de estas épocas.

 

 

 

Fuente: 

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada