Gastos mensuales ¿A qué dar prioridad?

 

Sabemos que el dinero de nuestro sueldo se esfuma mes con mes. Pero si contamos con una buena administración de ingresos podemos evitar malas prácticas financieras así como un desfalco de nuestro capital.

El ahorro, es el método más seguro para planear nuestras finanzas, sin embargo hay que saber cuánto y cómo ahorrar.

El 40% de la población en México casi no ahorra. Pese a que la cifra de quienes sí lo hacen, pudiera sonar alentadora, la realidad es que muchos (el 43.7%) ahorrar de manera informal como tandas, debajo del colchón, etc., y pensando en el corto plazo, ahorrar de esta maneta tiene riesgos como:

 

  • En caso de inundación o incendio se puede perder.

 

  • Puede quedarse con el dinero la persona que organiza la tanda.

 

  • Alguien puede entrar a tu casa y robárselo.

 

La preferencia de los mexicanos por el ahorro informal, que no nos paga ningún rendimiento o tasa de interés, es debido a la falta de educación financiera.

La clave para no tener que preocuparnos por los pagos mensuales reside en la planeación y administración de los ingresos y los gastos, dejando siempre un porcentaje de ahorro. Así, al cambiar nuestros hábitos financieros, destinaremos mensualmente un monto para los gastos fijos como lo son: la renta, servicios como agua, gas, luz, internet, tarjetas de crédito, alimentos, colegiaturas y otros gastos fijos o bien, variables.

Recuerda que no cumplir con los pagos de los servicios antes mencionados, genera un interés el cual incrementara aún más nuestras deudas.

 

Una mejor administración del salario

 

De acuerdo a cálculos propuestos por expertos en materia financiera existe una fórmula comprobada que puede traer beneficios a la economía de cualquier individuo. Esta fórmula se conoce como: 50/30/20.

“Esto quiere decir que 50% debe ser asignado a gastos básicos (alimentos, pago de servicios, renta y/o hipoteca), 30% a gastos personales (ropa, entretenimiento y esparcimiento) y 20% al ahorro”.

Te sugerimos que primero conozcas el total del ingreso percibido mensualmente para conocer cuáles son tus equivalencias del 50/30/20 de tu sueldo.

Lo anterior te ayudara a tener conocimiento de tus presupuestos asignado para no gastar de más, lo cual se verá reflejado en una mejor distribución de tus gastos.

 

Gastos no considerados

 

Todos tenemos gastos que consideramos insignificantes. Estos son los famosos “gastos hormiga”, los cuales, una vez sumados representan una cantidad considerable que habiéndola previsto la hubiéramos querido ahorrar.

¿Qué podemos hacer para no pasar por desapercibidos estos pequeños gastos?

 

  • Registra todos los que gastas: De esta manera identificaras tus fugas de dinero.

 

  • Propinas: Destina una cantidad para estos gastos y, pase lo que pase, no la rebases.

 

  • Estado de cuenta: Siempre revisa tus estados de cuenta bancarios. Es muy común que aparezcan pagos automáticos de los cuales no estés al tanto así como gastos no reconocidos.

 

  • Pago de servicios sin utilizar: ¿Realmente necesitas todos los canales de televisión de paga? Tal vez te convenga cambiar a un paquete más barato lo que te generara un ahorro.

Identifica cuáles son tus principales fugas de dinero que están afectando tu presupuesto. ¡Es más fácil de lo que crees!

Fuente: 

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada