¿Es necesario que los niños tengan su propia habitación?

 

Muchos padres se cuestionan ¿Si es necesario que los niños tengan su propia habitación? ¿Cuál es la edad ideal para que la tenga?, y otros lo deciden antes de nacer para que a medida que vaya creciendo puedan disfrutar de su independencia dentro del hogar.

Las habitaciones infantiles no son un complemento de la decoración de tu hogar, no es porque se ven bonitas si no porque este espacio les enseñará a organizarse y a respetar la intimidad de cada uno de los miembro de la familia.

 Cuando los niños y niñas van creciendo necesitan un espacio propio en la casa, por lo que es recomendable crearles un ambiente divertido y abierto a la creatividad, en el que se puedan expresar como realmente son. Poco a poco irán aprendiendo a ser responsables del orden e higiene de esta área; por ejemplo, no se recomienda recoger lo que tiren es mejor enseñarles a tener un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.

Asimismo será más fácil pedirles que cumplan con las reglas de comportamiento del hogar, además de que tendrán un lugar exclusivo para crear su propio mundo en donde podrá pintar, jugar con sus amiguitos, hacer la tarea, cambiarse de ropa, etc.

Es importante que los niños cuenten con un sitio que les brinde una sensación de libertad y comodidad, para desarrollar habilidades y competencias que traerán como beneficio lo siguiente:

 

  • Los niños aprenderán a ser más independientes.

 

  • Estimula su autoestima lo que les permitirá tomar sus propias decisiones y tener seguridad en sí mismos.

 

  • Descansarán más y mejor.

 

  • Aprenderán a dormirse por su cuenta, lo cual les ayudara a tener una mejor calidad en sus horas de sueño.

 

  • Aprenderán a compartir su espacio con los demás.

 

  • Sabrán donde encontrar su refugio personal dentro del hogar.

 

  • Enséñales a respetar y respeta su espacio.

 

Estos son solo algunos de los beneficios que los niños tendrán al tener su propio dormitorio.

 

¿Cuál es la edad correcta para que los niños tengan su habitación?

 

Tal vez los padres se han acostumbrado a dormir con sus hijos por lo que les resulta difícil darles su espacio en el hogar aunque esta es una decisión personal que tanto niños como padres deben elegir.

Muchos especialistas recomiendan que la edad más adecuada para que sus pequeños puedan tener su propio cuarto sea a partir de los 3 años ya que es cuando los niños son capaces de tomar decisiones propias sobre su espacio e independencia.

Si decides darle su espacio ten en cuenta las siguientes recomendaciones de seguridad:

 

  • Asegúrate que la cama cuente con seguridad para que el pequeño no se atore ni caiga. (Recuerda que si son barrotes los espacios no deben de ser mayores a 7.5 cm)

 

  • Revisa que el cableado no sea visible, que los enchufes estén protegidos.

 

  • No coloques juguetes de peluche en la cama ni frazadas extras.

 

  • Procura que los muebles sean acorde a su edad y con esquinas redondeadas.

 

  • Debes asegurarte de que las ventanas no cuenten con filtraciones de agua o aire.

 

Estos son solo algunos consejos para que tu pequeño se encuentre seguro en su dormitorio.

 

¿Qué pasa si no cuento con espació para un dormitorio?

 

Pueden ser muchas las circunstancias por las que los niños deben compartir habitación con sus padres o con sus hermanos. Cada familia es un mundo y es importante respetar las decisiones de cada una. Si decides que tu hijo comparta la habitación con sus hermanos, no te preocupes por esto ya que esto les enseñara a compartir y establecerán un vínculo más estrecho entre hermanos, debido a que pasarán gran parte del día juntos.

Esto no significa que al compartir una habitación no puedan tener su propio espacio personal, por lo que será necesario que delimites bien las zonas que serán de cada uno. Esto les enseñara a los niños a ser ellos mismos, sabrán que cuentan con un espacio propio y aprenderán a compartir el dormitorio, necesitas enseñarlos a tener respeto y comprensión con sus hermanos y sus cosas.

Cuando la habitación es compartida es todo un reto el conseguir un tipo de decoración para ambos niños, pero trata de buscar una temática que tengan en común ambos niños y que puedas crear algo especial para cada uno de ellos.

Recuerda que es un lugar para aprender, jugar y soñar. Los niños se familiarizan con su entorno, su habitación es su pequeño mundo. Ten siempre en cuenta la opinión de los pequeños para la decoración para saber si les gustan los coches, o los deportes, las princesas o los animales etc.

Puedes optar por elegir los colores que sean similares a los muebles y las paredes y porque no, cuelga algún cuadro o vinilos personalizados. Trata de no saturar la habitación para que los niños estudien o jueguen libremente.

 

Los muebles y los complementos

 

Es importante que tengan muebles adecuados a la edad y estatura de los niños, para que puedan acceder solitos a sus cosas, también deberemos pensar en colocar una mesa y alguna silla donde pueda estudiar, pintar o jugar. Coloca algunos cajones y cubos en los que puedan guardas sus juguetes.

Si la habitación cuanta con poco espacio solo deja los muebles necesarios para el descanso y opta porque estudien en la otra habitación ya que una habitación con más espacios los hará sentirse más cómodo y relajados.

 Ten en cuenta que al buscar complementos como los cojines, colchas, cortinas, lámparas, tapetes etc., sean acorde con el diseño de los muebles, así como con el uso que se les dará.

No importa la decisión que tomes solo ten en cuenta que los niños deben sentirse cómodos y felices en el lugar que les asignes para descansar o bien para descansar y estudiar.

 

 

Fuente:    

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada