Después de un sismo ¿Cuáles son los principales puntos que debes revisar en tu inmueble?

Después de un sismo debemos estar al pendiente de los daños que éste pudo ocasionar en muros, estructuras o instalaciones, así como de las medidas de seguridad que debemos aplicar.

 

Observación externa:

 

Revisar el hundimiento y la inclinación de la casa o edificio. Hay suelos más vulnerables que otros, así como zonas en donde los temblores se perciben más fuertes y por lo tanto puede haber más daños.  Es importante revisar que no haya grietas en los muros de concreto.

 

La estructura tampoco debe de estar inclinada. Si observas que la inclinación es mayor a 5 milímetros, se debe abandonar el inmueble hasta que sea revisado. Los edificios de departamentos corren mayor riesgo ya que cuentan con varios niveles.

Observación interna.

 

Si la inclinación no presenta inconvenientes, puedes proceder a revisar el interior de tu propiedad.

 

Los elementos estructurales significativos en una casa o departamento son: muros, losas (techos), columnas y vigas. Si después de un sismo fuerte alguno de estos elementos presenta alteraciones entonces la vivienda podría ser insegura en diferentes grados.

 

Se pueden presentar grietas en tabiques, sin embargo estas no sostienen nada y no revisten ningún problema para la estabilidad de la estructura. Lo mismo sucede con las grietas verticales u horizontales en los muros. Muchas de estas grietas son causadas por la flexibilidad de los materiales y no representan un mayor daño. Pero si en una columna se presentan grietas horizontales en los extremos superiores e inferiores es totalmente recomendable salir del inmueble y esperar a una revisión exhaustiva.

 

En los muros estructurales las grietas diagonales son las más peligrosas. Una grieta con forma de X necesita una revisión urgente. Ahora bien, los muros estructurales pueden agrietarse en diferentes magnitudes. Una grieta menor suele no ser peligrosa a menos que sean generalizadas en muchos lugares de la propiedad, en ese caso es importante evacuar de inmediato. Lo mismo con las grietas oblicuas o diagonales de los techos, así como un descenso en la losa.

 

Si las grietas son visiblemente mayores a 1cm, es recomendable no habitar junto a ellas. Las réplicas pueden hacer caer el material. Esta misma precaución debe tomarse con otros elementos de la fachada en donde exista un riesgo de derrumbe como: vidrios, chimeneas, techos falsos o balcones.

Si viven es un departamento es de mucha utilidad revisar las áreas comunes del edificio como: los muros que rodean los ascensores, las separaciones entre departamentos, las vigas y columnas. Cuidado si el área de los elevadores presenta daños; las rajaduras o grietas del concreto o una exposición del fierro pueden indicar un daño muy severo. Lo más recomendable es no usar los elevadores hasta que la instalación sea revisada.

Recuerda que la Ciudad de México se encuentra en una zona sísmica. Mantente informado a través de las fuentes oficiales.

Secretaría de Protección Civil en el teléfono 5683 2222

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada