Cómo ahorrar energía en el hogar

 

Los electrodomésticos son grandes consumidores de energía eléctrica. Aunque se encuentren apagados y no estén en uso, por el simple hecho de estar conectados implican un consumo de energía eléctrica.

A continuación veremos cómo podemos evitar que estos `vampiros eléctricos´ eleven el consumo de energía en nuestro hogar.

Horno eléctrico y de microondas:

Limpia los residuos del horno eléctrico y del microondas, así durarán más tiempo y consumirán menos energía. Trata de calentar tus alimentos en las hornillas de la estufa, esto bajara considerablemente el consumo de electricidad.

Licuadora:

Revisa que las aspas siempre tengan filo ya que esto le permitirá trabajar más rápido y en menos tiempo, por lo que gastaras menos y durara más tu licuadora.

Plancha:

Es recomendable planchar la ropa en orden a fin de utilizar de una manera óptima el calor. Trata de planchar primero la ropa gruesa que necesita una mayor temperatura y deja para el final la delgada, que requiere menos calor.

Planchar la mayor cantidad de ropa en cada ocasión ayudará a aprovechar  al máximo el calor y evitará que uno esté desconectando y conectando la plancha.

Refrigerador:

Trata de ubicar el refrigerador alejado de la estufa y en un lugar fuera del alcance de los rayos del sol.

Verifica que la puerta selle perfectamente y revisa habitualmente el empaque, ya que esto puede generar un consumo de energía hasta 3 veces más que lo habitual.

Antes de refrigerar tus alimentos déjalos enfriar.

La posición correcta del termostato es entre los números 2 y 3. En clima caluroso, entre los números 3 y 4.

Al comprar un refrigerador nuevo, prefiere el que consuma menos energía eléctrica.

Revisa en la etiqueta de eficiencia energética que el aparato cumpla con la Norma Oficial Mexicana y ahorra energía.

Te recomendamos limpiar  los tubos del condensador ubicados en la parte posterior o inferior del aparato por lo menos dos veces al año.

Trata de descongelar por lo menos cada dos meses el refrigerador.

Recuerda que el refrigerador es el aparato que más energía consume en el hogar, saber utilizarlo y darle mantenimiento nos ahorrará un porcentaje considerable de energía.

Aspiradora:

Limpia constantemente los filtros y depósitos de basura ya que mantenerlos saturados hacen que el motor trabaje sobrecargado y reduzca su vida útil.

También verifica que la manguera y los accesorios estén en buen estado.

Lavadora:

Cada vez que laves carga al máximo permitido a fin de disminuir el número de sesiones de lavado.

Usa sólo el detergente necesario. El exceso de producto genera mucha espuma y esto provoca que el motor trabaje más.

Audio y vídeo:

No dejes encendidos radios, DVD, televisores, lámparas, u otros aparatos eléctricos cuando nadie los está utilizando. Estos aparatos cuentan con un pequeño piloto que si no lo desconectas sigue consumiendo energía.

Iluminación:

Los focos fluorescentes duran diez veces más y consumen el 25% de la energía requerida por un foco incandescente. Mantén limpios los focos y lámparas ya que el polvo bloquea la luz.

Pintar las paredes de la casa con colores claros hará que la luz se refleje en ellos y así se requerirá menos energía para iluminar.

Instalación eléctrica:

Revisa habitualmente que la instalación eléctrica de tu hogar no tenga fugas. Para realizar la revisión es necesario desconectar  todos los aparatos eléctricos; incluyendo el timbre de la entrada y los relojes. Apaga todas las luces y verifica que el disco del medidor no gire. Si el disco sigue girando, es necesario mandar a revisar la instalación.

Si deseas verificar el cobro de tus recibos de energía eléctrica, cambiar el recibo de nombre o bien, si tienes pendiente algún trámite con la CFE, comunícate con nosotros al Tel. 5536-0622 Ext. 107.

Dejar Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada